Antonio Oliver León

colaboraciones » Antonio Oliver León

Desde lo más Profundo (Gema del Pino)

En esta exposición, Gema del Pino nos muestra la última fase de la evolución de su opera. Hablamos de obra en el momento que la artista no se limita solo a pintar, sino que además construye, de tal manera que conjugando pintura, fotografía, arquitectura, escultura y citas literarias se aproxima a lo que podríamos definir como “Arte Total”. Solo faltaría añadir música para que, tras la contemplación de sus cuadros, pudiéramos hablar de esa búsqueda de la  totalidad.

A la hora de definir la producción artística de nuestra autora, no debemos obviar el proceso evolutivo al que hemos hecho referencia. Podemos asegurar que en un principio su actividad creativa estaba encaminada a la plasmación en lienzo de imágenes interiores y exteriores de este mundo, siempre acordes con sus experiencias más íntimas. Ahora ha llegado el momento de relacionar el alma con el cosmos.

En la trayectoria de la pintora malagueña, el proceso de madurez artística le ha permitido crear un universo a partir de la materia, la cual maneja como si emanara de sus dedos para mostrarnos la esencia del multiverso cuántico donde se generan espacios multidimensionales que nos acercan al concepto nietzscheano del eterno retorno. Para ello, Gema del Pino ha recurrido a elementos iconográficos plasmados en espirales con relieve que en ocasiones se entrelazan provocando interferencias entre el mundo de la materia y el de la mente. De esta manera, no nos extraña que en su obra encontremos geometrías euclidianas que se transforman en riemannianas a través de la elaboración de sistemas tetradimensionales (espacio y tiempo).

En la exposición “Desde lo más profundo”, nuestra creadora genera un nuevo microcosmos introspectivo, donde un entrelazamiento de redes neuronales- ¿O quizás se trate de la fusión de las cuatro fuerzas del universo?- nos evoca lo más íntimo del ser en su relación con el cosmos. No se trata de imágenes pasivas de la mente humana; al contrario, y gracias al uso de colores vivos en esa malla de energía, cada cuadro nos muestra un momento concreto de su actividad neurológica, la cual busca una excelsa imbricación con los deseos del alma.

Antonio Oliver León (Licenciado en Historia y Arqueólogo)